Nutrición del Bebé

La introducción de alimentos diferentes a la leche en el lactante se le llama  Ablactación (término que deriva del latín, Ab: sin, Lact: leche; es decir, sin lactancia) quizá sea mejor hablar sobre nutrición del lactante para ser más directos. Se inicia de los 4 a los 6 meses de edad, las academias pediátricas recomiendan actualmente comenzar a los 6 meses para disminuir riesgos de obesidad y alergias en el futuro. La introducción de los alimentos en el lactante debe ser gradual de  forma que inicie con purés o papillas a los 6 meses con verduras como papa, chayote, calabacitas, zanahoria cocidas al vapor, licuados y colados, sin azúcar, sin miel ni sal; frutas como plátano rayado, manzana cocida o rayada, pera y cereales de arroz y avena y más adelante de trigo y mixtos, una papilla al día, y la cantidad es mínima, se trata de enseñarle otros alimentos, otros sabores quizá solo 5 cucharaditas la ración es pequeña y depende mucho del gusto del bebe sin forzarlo. Al comienzo debe darse de una sola verdura o fruta  durante 3 a 5 días para conocer su aceptación y gustos del bebe.  A los 8 meses de edad se agregan otras verduras como espinacas, lechuga, betabel,  las papillas se enriquecen  con proteína de origen animal como la  carne pollo, carne de res, dos papillas al día, la cantidad se incrementa un poco al gusto del bebe, y se establecen dos horarios es decir a las 8:00 am y a las 13:00 pm y a los 10 o 12 meses se agregan más verduras  como jitomate así como leguminosas: lentejas,  frijol,  ejote, y se agrega el pescado, huevo ( la yema cocida) , cereales de trigo y cítricos como la naranja, mandarina. Se dan tres papillas al día, la última a las 7:00 pm. De manera que al año de edad el niño comience con alimentos sólidos en forma de picados para incorporarlo a la dieta familiar en la cantidad apropiada para su edad y la leche sea solo un complemento dentro de su alimentación. El número de tomas de leche al día después del año llegará de 2 a 3 solamente.  Existen alimentos alergénicos que se evitan hasta después del año de edad como nueces, cacahuates, fresas, clara de huevo, chocolate, mariscos y miel de abeja. Se toman más precauciones si existen antecedentes de alergias familiares como: urticarias, dermatitis atópica, asma bronquial o rinitis alérgica con ciertos alimentos. Lo más importante es conducir la nutrición del bebe en forma apropiada, sin excesos para  mantenerlo siempre en su peso y estatura.