EL MANEJO DE LA PREOCUPANTE FIEBRE EN LOS NIÑOS PEQUEÑOS

 Muchos son los padres que se angustian cuando su hijo menor de 5 años padece fiebre  y es con justificada razón pues los niños de estar bien y andar jugando de la nada aparece la fiebre. Muchas veces aparece como único síntoma de alguna enfermedad que comienza, que no sabemos que es pero que la fiebre ya está presente y no podemos dejarlos así.  Para los padres es un aviso de que el niño esta enfermo o se está enfermando, que necesita ser visto por un médico porque puede ponerse más enfermo mas tarde o peor aún por la noche, cuando se vuelve más difícil encontrar pediatras disponibles. Muy angustiante es la fiebre en los niños pequeños y mas cuando los padres ya les dieron un medicamento para la fiebre y  no baja como suele suceder en innumerables ocasiones. Cuando un niño menor de 5 años tiene fiebre, además esta decaído,  irritable, somnoliento, debilitado, no quiere comer, no quiere jugar, se ve triste y si además tiene fiebre alta de 39 grados centígrados o más puesto que algunos alcanzan 40 o casi 41 grados y si es constante a pesar de tomar el medicamento, entonces algo se tiene que hacer urgente porque existe un riesgo oculto como una sombra que surge inesperadamente para complicar mas las cosas y que a los padres que les llega a suceder lo narran con los ojos crispados como algo horroroso  e incomprensible; son las convulsiones por fiebre.  Complicación que aparece en los niños menores de 5 años  que tienen fiebre alta y predisposición para convulsionar y que además la fiebre no es fácil de controlar, esos son los niños que debemos poner más atención y enseñarles a los padres a como controlar la fiebre para no llegar a las convulsiones tan  desagradables y extremas. Quién ve las convulsiones en su hijo es una experiencia tan angustiante que no les gustaría volver a repetir es por eso que la fiebre siendo un síntoma tan común se vuelve tan peligrosa. Siempre que tengan a su hijo con fiebre recomiendo primero tomarle la temperatura inmediatamente y si el termómetro marca 38 grados o más  administrarle un  gotero de paracetamol  si tiene un año de edad o bien 2 gotas por kilo de peso, otra alternativa es hablarle a su médico para que les asigne un medicamento para fiebre y casi al mismo tiempo ya lo están bañando en forma completa con agua tibia para que el baño sea agradable por que muchas veces la fiebre provoca escalofríos y temblor y lo pueden malinterpretar como “tiene frio” y lo abrigan y eso incrementa más la temperatura. Cuando el paciente tiene escalofrío piensen que es secundario a la fiebre alta y el baño debe ser con agua tibia de otra forma el rechazo a bañarse es obvio. Posterior al baño el niño se seca, se arropa y ahora si acuden a consulta al médico porque si salen con el niño con fiebre en el camino les puede convulsionar.

DR. VALENTE REAL GOMEZ

CIRUJANO PEDIATRA

www.cirujanopediatracancun.comValenterg1962@gmail.com, Consultorio 313, 3er Piso, Hospital Galenia. Tel. 998 8899501, 8915200 ext. 313