¿DENGUE EN LACTANTES?

Una de las preocupaciones de los padres es que su pequeño bebe menor de un año tenga fiebre y súbitamente le aparezca un exantema extraño en todo su cuerpecito, ¿que podrá ser?, ¿se habrá intoxicado con algo?, ¿estará enfermo de sarampión o de varicela?,  ¿Algún virus? ¿pero es posible que a un lactante menor le de dengue?, ¿será posible que los moscos le piquen a los bebes?

El dengue es una enfermedad viral transmitida por el mosquito aëdes aegypti. Es la arbovirosis humana más importante en el mundo.  El virus dengue (VDEN) pertenece al género Flavivirus y existen 4 serotipos: VDEN-1, 2, 3 y 4. El virus se transmite al ser humano por la picadura del mosquito hembra Aedes, que se ha adaptado bien a las ciudades y áreas peridomiciliares.

El dengue se presenta en lugares con climas cálidos (de 15 a 40 °C) y con niveles de precipitación pluvial moderados y altos, donde se generan condiciones ambientales favorables para la reproducción del mosquito. Sitios con agua estancada (cacharros,latas, llantas de auto con agua etc.)

En los pequeños predominan los síntomas  inespecíficos, como en la mayoría de infecciones virales propias de la infancia; por ello, la infección por el virus dengue (VDEN) puede pasar desapercibida. La infección por un serotipo produce inmunidad permanente contra una reinfección por ese serotipo, aunque débil y transitoria contra los otros serotipos. Su período de incubación varía entre 3 y 14 días (7 días de promedio).

Si un bebé menor de un año presenta fiebre y un exantema maculopapular, tenemos que pensar además de los exantemas virales de la infancia en un posible dengue clásico o hemorrágico. Existe fiebre entre 1 y 5 días, inflamación faríngea, cuadro seudogripal y tos ligera. La diarrea aparece sobre todo en niños pequeños.

Durante las primeras 24-48 horas del proceso febril, se puede ver un exantema macular, generalizado y transitorio, que se blanquea al aplicar presión. Uno a dos días después de la defervescencia aparece un exantema maculopapular morbiliforme generalizado, que respeta las palmas de las manos y las plantas de los pies, y desaparece en un plazo de 1 a 5 días; se puede producir descamación. Más o menos cuando aparece el segundo exantema, la temperatura, que ha disminuido previamente hasta el nivel normal, puede aumentar ligeramente y mostrar el característico patrón de fiebre bifásico. La presencia de petequias, equimosis o púrpura, evidencia de sangrado por las mucosas, habla de un dengue hemorrágico y si le hacemos los estudios seguramente sale  Trombocitopenia (< 100.000 plaquetas) o plaquetas bajas, además de Anticuerpos  IgG e IgM así como el antígeno viral NS1; Detección de una proteína de la cápsula viral.

Por ahora no existe vacuna disponible aún pero si se puede ofrecer un diagnóstico y un tratamiento oportuno del dengue tanto para casos leves como graves y dar medidas de prevención como uso de repelentes, el uso de mosquiteros en casa, evitar tener recipientes destapados con agua, cubrir bien a los niños, no exponerlos a lugares con moscos y aislar enfermos para evitar que otros moscos piquen al enfermo y propaguen más la enfermedad. El manejo es sintomático para casos leves ambulatorios y hospitalario para casos graves con signos de hemorragias.

Dr. Valente Real Gómez, Cirujano Pediatra, Consultorio 313, tercer Piso, Hospital Galenia.

TEL. 9988899501

Exantema Dengue