CONCEPTO:  El hoyuelo cutáneo preauricular mide 1 mm de diámetro, y se localiza en el tercio superior de la hélice, vértice interno del pabellón auricular,  rodeado de piel sana, tiende a infectarse y formar fístulas, es hereditario.

Sinónimos: fosa preauricular, hoyuelo preauricular, senos preauriculares, trayectos fistulosos preauriculares, y quistes preauriculares.

EMBRIOLOGIA:

El desarrollo embrionario del oído se inicia en la 4a. semana de gestación. La fístula preauricular es el resultado de la fusión embriológica incompleta (defectuosa ) entre el primero y segundo arco branquial y los tubérculos auditivos que rodean específicamente la primera hendidura a nivel de los cartílagos de Merckel. Entre ellos sucede un atrapamiento de tejido ectodérmico dentro del piso del mesodermo que reviste el primer arco branquial, que dará orígen al oído externo.

INCIDENCIA:

Las fístulas preauriculares son más frecuentes en el sexo femenino, y afectan aproximadamente al 0.5 a 2% de la población general con una forma de herencia autosómica dominante con penetrancia incompleta y expresión variable. Los tubérculos preauriculares afectan a 5 por cada 1,000 recién nacidos vivos y los hoyuelos preauriculares a 4 de cada 1,000 recién nacidos.

ANATOMOPATOLOGIA:

El orificio cutáneo data desde el nacimiento y permanece con un fino trayecto que puede terminar en  forma ciega o dividirse en un ramillete de pequeños quistes que están en íntimo contacto con el pericondrio de los cartílagos auriculares. En el 90% de los casos el orificio cutáneo se encuentra en el borde anterior de la rama ascendente del hélix pero también puede ubicarse en la región lobular o retroauricular. La fístula nunca tiene comunicación con el conducto auditivo externo ni con la trompa de eustaquio. Su secreción consiste en material caseoso (aspecto de queso seco), y cuando la fístula se infecta por lo general se aisla Staphilococcus.

SINTOMATOLOGÍA:

Suelen ser asintomáticos, algunos solo secretan un material caseoso y en general solo tienen repercusión estética, pero pueden evolucionar a abscesos recurrentes con secreción purulenta o secreción de material caseoso por los trayectos fistulosos con formación de seudoquistes. La fístula prearicular puede relacionarse con malformaciones de los oídos, faciales, y renales como hipoplasia renal, hidronefrosis secundaria a reflujo vesicoureteral. Existe la combinación de CHARGE (Coloboma, Heart defect, Atresia choanae, Retarded growth and development, Genytal hypoplasia, Ear abnormalities/deafness), el síndrome de Treacher collins (disostosis mandibulofacial), el de Goldenhar (oculoariculovertebral), el síndrome branquio-otorrenal y otros.

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL:

La fístula preauricular que se complica con absceso se debe diferenciar con quiste epidermoide de inclusión, seroma ótico, carcinomas como el basocelular ulcerado, actinomicosis, granuloma piógeno, granuloma de cuerpo extraño, granuloma de tuberculosis o leishmaniasis.

TRATAMIENTO: Fistulectomía o sinectomía simple con abordaje supraauricular. Es quirúrgico, bajo anestesia general, se hace una escisión elíptica alrededor del seno preauricular y se reseca en bloque incluyendo el fondo o base, y una parte del cartílago o pericondrio para asegurarse de la eliminación completa del revestimiento epitelial. La fístula debe seguirse y resecarse completa o tiende a recidivar. Los seudoquistes tienen recidivas. La mayor parte de las recurrencias postoperatorias se producen por una remoción incompleta de la fístula. Hay que delimitar bien la fístula durante el procedimiento quirúrgico, la técnica consiste en canular el orificio inyectando en el orificio colorante azúl de metileno, en condiciones esteriles y tres días antes de la intervención.

BIBLIOGRAFIA:

1.  David Poletti E, Muñoz SR, De la Crúz RS. Fístula Preauricular Recurrente y Abscedada. Dermatología Rev Mex 2009; 53(4): 195-200.

2. Simetal LF, Arzoz Galvez JR, González Morales OH, Meza ME. Fístula preauricular. Dermatología Rev Mex 2010; 54(5): 279-286.