PILOROMIOTOMIA, INCISION ESTETICA
 INCISION ESTETICA EN OMEGA

INCISION ESTETICA EN OMEGA

DEFINICION:

PILOROMIOTOMIA, INCISION ESTETICA

PILOROMIOTOMIA, INCISION EN OMEGA

La estenosis hipertrófica del píloro es un padecimiento que se presenta en los recién nacidos de aproximadamente 20 dias de vida,  con síntomas de vómito alimenticio de repetición, debido al crecimiento en forma circular del músculo pilórico,  dificultando el paso de la leche a través de un canal pilórico cada vez más estrecho, haciendo que el niño se desnutra progresivamente y pueda morir si no se diagnostica a tiempo.

FRECUENCIA:

La hipertrófia pilórica ocurre de 1 a 4 en 1,000 recien nacidos vivos. El sexo masculino es más frecuente, y en primogénitos, si alguien en la familia lo padece es probable que lo transmita a otro descendiente, herencia multifactorial, antecedente familiar en un 10%.

ETIOLOGIA: Desconocida.

CUADRO CLINICO:

En la Hipertrófia pilórica existe vómito ocasional al principio para hacerse más frecuente en el lapso de una o dos semanas, son vómitos alimenticios, posprandiales, fuertes, en proyectil y frecuentemente ácidos por la combinación de leche y jugo ácido del estómago, no hay bilis, el niño llora mucho, siente hambre, se alimenta normal para vomitar media hora después casi todo, vuelve a pedir de comer y vuelve a vomitar y así sucesivamente, evacua poco, los padres se angustian mucho, lo cargan todos los integrantes de la familia y a todos vomita. A la Exploración Física vemos un recién nacido dentro del primer més de vida y en ocasiones dentro del segundo mes, deshidratado, desnutrido, creció un poco, subió de peso pero posteriormente disminuyó y su crecimiento se ha detenido con frecuencia si se diagnostica tardiamente. Se aprecian movimientos gástricos en el abdómen del bebé, se palpa una oliva o aceituna en el cuadrante superior derecho que corresponde al crecimiento del píloro, localizado en la unión del estómago y el intestino delgado, ese es el signo característico de la hipertrófia pilórica, su cuerpo se nota adelgazado, pero muy activo, llorón y con mucha hambre. Cuando se piensa en el diagnóstico se detecta a tiempo y no hay desnutrición en el bebe.

Laboratorio: Electrolíticos séricos alterados, con alcalosis metabólica hipoclorémica.

Radiología: Cámara gástrica distendida.

SEGD: Se visualiza la distensión del estómago, el estrechamiento del canal pilórico durante al paso del material de contraste y retardo en el vaciamiento gástrico.

Ecografía abdominal: muestra el tamaño del piloro crecido. Un engrosamiento del músculo pilórico de más de 4 mm y de largo más de 16mm.

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL:

Acalasia, Reflujo gastroesofágico, hernia hiatal, malrotación intestinal, membrana antral o antropilórica, atresia pilórica, piloroespasmo, alimentación excesiva, gastroenteritis.

TRATAMIENTO:

En la hipertrófia pilórica se requiere de manejo médico de preparación antes de llevarlo a la sala de operaciones, rehidratamos al bebe por via endovenosa y se coloca una sonda orogástrica para vaciar el contenido gástrico todo se hace en el mismo día de hospitalización y al día siguiente se puede ir de alta tolerando su leche.

Fredet(1907) y Ramsted (1912) introdujeron la operación llamada  piloromiotomía y desde entonces  disminuyó la mortalidad. Una vez realizada la operación, el paciente puede alimentarse en 8 a 12 horas, una vez que se restablece la peristalsis y a partir de ahí las cosas mejoran mucho, puesto que el bebe se puede alimentar en forma normal y continuar con su crecimiento y desarrollo normal. También se puede hacer la piloromiotomía por Laparoscopía pero la forma abierta es muy práctica con una incisión en omega a nivel umbilical no queda cicatríz y se ve muy estética a diferencia de la incisión tradicional de 2.5cm en el cuadrante superior derecho. Se cita al bebe a los 8 días para retiro de puntos y revisión.

El riesgo de cirugía es mínimo 0.4%, el pronóstico es excelente.

BIBLIOGRAFIA:

1.- Rodriguez VI, Flores MB, Rodríguez Juarez DA, y cols. Diagnóstico y Tratamiento de la Hipertrófia Pilórica: Cinco años de experiencia en un Hospital universitario. Rev Mex Pediatr 1996;63(1):32-35.

2.- Sociedad Mexicana de Cirugía Pediátrica. Manual de Actualización en Patología Quirúrgica Pediátrica. Segunda edición  1999: pag. 46-47.