El prúrigo:  La palabra prúrigo define un proceso patológico cuya lesión elemental es la pápula y el síntoma principal es el prurito. El espectro clínico abarca un rango que va desde las pápulas (prúrigo papular), nódulos (prúrigo nodular) entre otros tipos de prúrigo podemos mencionar al actínico, el atópico o de Besnier, el de Sutton y el pigmentoso.

1.- Prúrigo simple por Insectos.   

Etiología y Patogénesis                                

Afecta principalmente a niños de 1 a 7 años, siendo una de las causas más frecuentes en la dermatología pediátrica, afecta igual a ambos sexos y a cualquier etnia. Esta enfermedad aparece más en clímas tropicales y nivel socioeconómico bajo. Numerosos insectos causan prúrigo, siendo los más frecuentes el Cemex lectularius (chinche) produciendo la Cimiasis; la pulga (Pulex irritans) que ocasiona la puliciasis y las picaduras por mosquitos (Culicidae).

Los  alergénos presentes en la saliva del insecto inducen una sensibilización del paciente con formación de anticuerpos específicos. El tipo e intensidad de la reacción originada por la picadura dependerá de si el paciente ha estado ya expuesto al insecto y de la capacidad del huésped de responder al estímulo antigénico.

El piquete de dichos insectos produce una reacción de hipersensibilidad inmediata tipo I y una tardía tipo IV. La primera es mediada por IgE dando como resultado las ronchas y las segunda es mediada por linfocitos T y origina las pápulas.

Manifestaciones Clínicas

Presentan vesículas en la fase inicial posteriormente aparecen pequeñas pápulas eritematosas, las lesiones son muy pruriginosas por los que se observan costras hemáticas por rascado. Se observan lesiones en diferentes estadios y evolucionan por brotes. La mayoría de las lesiones que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, dependiendo del tipo de insecto que las ocasionen. Si son por mosquito, las principales son las áreas expuestas como son las extremidades, si son en áreas cubiertas o donde la ropa queda ajustada, como lo es bajo los elásticos de ropa interior y calcetines se deben a pulgas o chinches, duran entre 2 y 10 días, y dejan un color o una mancha o cicatriz. Con frecuencia hay una infección bacteriana agregada.

Diagnósticos Diferenciales:

            La escabiosis, la acropustulosis de la infancia, la varicela y la dermatitis atópica son las patologías que con más frecuencia pueden confundirse el prurigo por insectos.

Tratamiento:

Se recomienda además el uso de pijamas largos, mosquiteros, insecticidas cuando no están los niños. Tópicamente se utilizan lociones antipruriginosas y esteroides tópicos.

Por vía oral se utilizan antihistamínicos no sedantes. En algunas ocasiones se utiliza Tiamina por vía oral, la cual se ha recomendado empíricamente por mucho tiempo “tal vez sea un repelente natural que se excreta por la piel”, dosis 200mg a 600mg por día, lo más importante es evitar la infección secundaría. Cuando hay infección bacteriana secundária se usan antibióticos tópicos como el ácido fusídico o la mupirocina y si es extensa o profunda  antibióticos tomados resistentes a las B-lactamasas.

Bibliografía.

Beirana A. Prurigo por Insectos. PAC Dermatologia. Sociedad Mexicana de Dermatologia: Dermatologia Pediátrica. Ed..1era, Nº 5:29-30. 2000