La meningitis es la inflamación de las meninges. Es una enfermedad infecciosa del cerebro que es  ocasionada por diversos agentes etiológicos como virus, bacterias, , tuberculosis, hongos y células tumorales. Es más frecuente en los niños y ancianos y los inmunodeprimidos, pero acurre a cualquier edad.

Meninges.jpg La meningitis progresa con mucha rapidez, por lo que el diagnóstico y tratamiento precoz es importante para prevenir secuelas severas y la muerte. Los virus son responsables de la meningitis en un 80% y las bacterias en un 20%.  El meningococo, hemofilus influenzae tipo b y estreptococcus pneumoniae son los más frecuentes y graves. Existen otras bacterias menos frecuentes que causan meningitis, incluyendo al mycobacterium tuberculosis.

Patogenia: Los microorganismos ganan acceso al sistema nervioso central por medio de la sangre desde una infección a distancia, o por un foco infeccioso cercano como la otitis, otros directamente por traumatismo de cráneo, o cirugía abierta. Lo más frecuente es que después de una infección respiratoria o digestiva se disemine hacia el sistema nervioso central.

Cuadro clínico:

Fiebre elevada de 39oC sobretodo las meningitis bacterianas, dolor de cabeza, rigidéz de nuca, vómito en proyectil, somnolencia, confusión mental, delirio, convulsiones, pérdida de la movilidad de una parte del cuerpo o espasticidad de alguna extremidad, puntilleo color rojo o púrpura.

Exámen físico: Rigidéz de nuca, signo de Brudzinsky, signo de kernig, en los lactantes, fontanela anterior abombada.

La prueba diagnóstica más importante es la punción lumbar, en ella se analiza el liquido espinal recogido y se distingue si se trata de una infección viral, bacteriana, tuberculosa, por hongos, o maligna. Se pide tinción de gram y cultivo, además de una biometría hemática completa, glucemia y proteinas.

El patrón típico de una meningitis bacteriana presenta una pleocitosis de más de 1000 células( más del 85% son polimorfonucleares) y reducción de la glucosa en LCR de menos del 40-50% del nivel sanguineo.

Características del LCR
en distintas formas de meningitis[42]
Enfermedad   Glucosa Proteína Células
Meningitis
bacteriana
baja elevada elevadas,
> 300/mm³
Meningitis
viral
normal normal o alta mononucleares,
< 300/mm³
Meningitis
tuberculosa
baja elevada pleocitosis,
mixta < 300/mm³
Meningitis
por hongos
baja elevada < 300/mm³
Meningitis
maligna
baja elevada generalmente
mononuclear

Otros estudios, la tomografía cerebral y la resonancia magnética se piden para descartar que se trate de alguna tumoración o hidrocefália que requiera drenaje.

Tratamiento: Depende del agente etiológico pero se usan de inicio antibioticos de amplio espectro y la duración del tratamiento es de 10 días. Si se sospecha meningitis por Estreptococo pneumoniae la academia americana de pediatría recomienda iniciar con vancomicina y cefotaxima o Ceftriaxona y modificar el antibiótico de acuerdo a los resultados de laboratorio.

Antibióticos: Si son recién nacidos se usa ampicilina con gentamicina o cefotaxima, lactantes de 1 a 3 meses cefotaxima más ampicilina o Ceftriaxona. niños de 3 m a 7 años cefotaxima o ceftriaxona. escolares mayores, adolescentes y adultos se usa Vancomicina, Ceftriaxona. Dependiendo del agente reportado se instalan los antibióticos más apropiados, a las dosis calculadas por kg de peso y por día, por vía intravenosa con horario establecido.

Corticosteroides como la dexametasona, liquidos intravenosos de mantenimiento, antitérmicos, anticonvulsivos como el fenobarbital, fenitoina y lorazepam. Oxigenoterápia, monitoreo de liquidos, signos vitales y otras medidas generales.

Prevención: Existen tres vacunas como la del meningococo, Hemófilus influenzae tibo b y neumococo, con las cuales se ha logrado disminuir mucho su incidencia.

En los contactos domésticos se dan antibióticos preventivos con Rifampicina, Isoniacida. lavarse los manos con  frecuencia sobre todo en aquellos que manejan enfermos de éstas características.

Bibliografía:

  • Wubbel L, Mc Cracken G. Management of Bacterial Meningitis. Pediatrics in Review Vol 19, 3, 78- 82, 1998
  • Goiten KJ, Tamir I. Cerebral Perfusion Pressure in Central Nervous System Infections of Infancy and Childhood. J. Pediatr. 1983; 103:40
  • Rebaud P, Berthier JC, Intracranial pressure in childhood central nervous system infections. Intensive Care Med. 1988; 14: 522-525.
  • Minns RA, Engleman HM. Cerebrospinal fluid pressure in pyogenic meningitis. Arch. Dis Child 1989; 64: 814-820.
  • Cabral DA, Flodmark O, Farrel K, Prospective study of computed tomography in acute bacterial meningitis. J Pediatr. 1987; 111: 201-205