Faringoamigdalitis

 

Amígdalas

AmigdalitisLa Faringoamigdalitis es la infamación de la faringe y de las amígdalas. Ocurre más en periodos de invierno pero se da en todo el año y en los niños es muy Faringoamigdalitiscomún. El germen causal es el Estreptococo B hemolítico, pero existen virus que también infectan la misma zona. Los síntomas incluyen fiebre elevada, dolor faringeo, dolor de cabeza, dificultad para pasar alimentos por lo que los niños evitan comer y algunos infantes vomitan o babean. Si explora uno la garganta del enfermo notará enrojecimiento de la faringe y enrojecimiento con aumento de tamaño de las amigdalas, éstas últimas pueden acumular una especie de puntos blancos o una  membrana blanca sobre ambas amigdalas, al tocar el cuello encuentra uno adenomegalias cervicales dolorosas (ganglios crecidos dolorosos en el cuello), la fiebre en su inicio es de difícil control llega hasta los 39 o 40 grados celsius y si no se controla la fiebre el niño puede llegar a convulsionar por fiebre. Algunos niños padecen más de la faringoamigdalitis que otros niños, existe predisposición. La forma de evitar que se enfermen muy seguido es evitar ingerir liquidos o bebidas frias, andar con los pies descalzos, mojarse los pies, exponerse al aire acondicionado muy fuerte, exponerse a la brisa del mar y al sol por largas horas sobre todo si los niños son pequeños. El tratamiento para la faringoamigdalitis es la penicilina o derivados que contienen amoxicilina más ácido clavulánico o sulbactam, aunque existen muchos antibióticos útiles los primeros siguen siendo de primera elección. Cuando se es alérgico a la penicilina enconces tenemos que usar macrólidos como la azitromicina o eritromicina o claritromicina. A las dosis apropiadas calculadas de acuerdo al peso y edad del enfermito los síntomas remiten favorablemente. Cuando por alguna razón las amígdalas crecen en forma exagerada y obstruyen la respiración, dificultan la fonación y la  deglución y ocasionan respiración bucal durante todo el día, si  hay voz gangosa, y ronca mucho al dormir  por hipertrofia de amigdalas y además se enferma más de 7 veces al año de las amígdalas y el tratamiento médico fracasa, entonces será necesario evaluar mediante una placa lateral de cuello las adenoides y si hay hipertrofia de adenoides entonces se sugiere acudir al cirujano pediatra u otorrinolaringologo para realizar una adenomigdalectomía es decir se extraen los adenoides y las amígdalas en un solo evento quirúrgico generalmente con evolución favorable.

BIBLIOGRAFIA

  1. http://www.intermedicina.com/Avances/Pediatria/APE36.htm